HOY: DECORAR PIEDRAS CON CERAS

La decoración de piedras es una actividad estupenda para el verano, ya que las podemos encontrar en nuestros paseos por la montaña o en un día de playa.
Además de con piedras, esta técnica se puede aplicar también en conchas.

 

Objetivo:
Conocer cómo cambian los materiales según la temperatura de trabajo. Mezcla de colores.

Material:
Ceras tipo Manley. Las de Plastidecor no dan el mismo resultado.
Piedras

PROCESO:
Calentamos el horno a unos 180º durante 10 minutos. Ojo, que están muy calientes. Cuando las tengas que manipular, ¡utiliza tus pinzas para el horno!

Por supuesto esta parte recomiendo que sea realizada por un adulto.

Las pones encima de un cartón u otra superficie que no sufra por el calor excesivo de la piedra. Colocas una cera encima, y verás cómo empieza a fundir.

A partir a aquí, la mezcla es cosa vuestra. 

Según los colores que elijas, obtendrás un resultado diferente. Puedes repetirlo tantas veces como quieras, siempre teniendo en cuneta que la piedra debe seguir caliente. Sino, la cera no fundirá más.

Cuando termines, déjala secar al menos media hora. después, elige dónde la colocas, y ¡ya está!

HOY: PINTAMOS A LO GRANDE

Hoy hemos pintado nuestros cuerpos en un rollo de papel continuo.
Los niños se involucran desde el principio hasta el final, y puedes dejar el dibujo en la pared a modo de mural para que vayan completándolo poco a poco.

Objetivo: Desarrollar la imaginación, definir el trazo.

Material:
Pinturas de dedos, pinceles
Celo
Rollo de papel continuo, puedes comprarlo en cualquier papelería grande (suelen llamarlo papel de embalaje también)

PROCESO:
Estiramos el papel en el suelo, pegándolo con celo. Más o menos que sea del largo de la persona que vas a dibujar. Puede ser un niño o también un adulto. En nuestro caso, ¡me dibujaron a mí!

Copiamos el perfil de la persona con una cera de color. Para eso, deberás tumbarse en el suelo, y dejar que alguien copie su perfil. Una vez copiado, podemos empezar a pintar.

En este momento, puedes darles algunas guías, pero lo ideal es que lo hagan a su gusto. Intenta dejar a su alcance cualquier elemento de decoración que tengas disponible. Pueden ser trozos de tela, ropa vaquera, brillantina, papeles de colores, …

No he quedado mal, verdad? 😉
Si lo dejas colgado en una pared, seguro que unos días han añadido complementos como un sombrero, un bolso, un collar, un sol, etc.