HOY:COLGANTES DE PASTA DE SAL

La actividad de hoy ha consistido en realizar unos sencillos colgantes de pasta de sal, utilizando colorantes alimentarios para conseguir diferentes colores.

Objetivo:
Crear colgantes con material común, descubrir las mezclas de colores, desarrollar la psicomotricidad fina.

Materiales:
Harina
Sal
Agua
Colorante alimentario de carios colores (azul, amarillo y rojo)
Decoraciones varias (botones, conchas, piedras, …)

PROCESO:
Inicialmente fabricamos la pasta de sal, con las siguientes medidas:
Dos medidas de harina
1 medida de sal
Menos de una medida de agua (puedes ir añadiendo más en caso de que haga falta)

Una vez tenemos lista la pasta de sal, la dividimos en tantos trozos como colores diferentes queramos disponer. A cada una de las partes que hemos separado, le añadimos colorante alimentario, mezclando varios según el color deseado. Con dos o tres gotas de cada color suele ser suficiente.

Mucho cuidado al hacer los colores, ya que es fácil contaminarlos si la superficie de trabajo o nuestras manos no están totalmente limpias al pasar de un color a otro.

Hacemos pequeñas bolas con la pasta, y las aplastamos hasta conseguir la forma deseada. Podemos añadir una decoración (concha, botón, etc.). Muy importante no olvidar realizar un agujero con un pequeño palo para posteriormente introducir el hilo para el colgante.

Cuando tengamos todas nuestras obras terminadas, las introducimos al horno a unos 80ºC durante 10-15 minutos. Si nos han quedado muy húmedas, dejar secar más tiempo.

Así queda el resultado, ¡a disfrutarlo!

HOY: COLGANTES DE PLÁSTICO FUNDIDO

Dicho así, no es nada emocionante. Pero el resultado sí que merece la pena. Se trata de fundir cuentas de plástico de las que se utilizan para hacerse collares y pulseras. A veces los niños ya no las utilizan, o quedan pocas, desparejadas,… Es una buena ocasión para hacer limpieza y darles una segunda vida.

Objetivos: Reutilizar material al que ya no se le da uso, descubrir cómo se pueden transformar los materiales y sus formas, o decorar la casa, balcón o terraza sin invertir dinero.

Trabajar con plástico no es muy de mi agrado, ya que siempre es preferible dedicarse a materiales naturales, como madera, lana, algodón o papel. De cualquier modo, este experimento ha resultado positivo, ya que las piezas que hemos obtenido son francamente bonitas y lucen muy bien al sol.

Materiales:
Cuentas de plástico
Moldes de magdalena o tartas para horno
Hilo (de pescar, o cualquier otro, no importa de qué tipo)
Taladro

PROCESO:
Lo primero que vamos a hacer es elegir las cuentas de plástico. Estas deben ser lo más sencillas posible, ya que si no, no se fundirán bien al horno. Aquí te muestro las que utilizamos nosotras. Cuanto más coloridas sean, mejor quedarán al fundir.

Las cuentas deben cubrir el fondo del molde para magdalenas (puede ser el de silicona, o de metal). Según cómo coloques las piezas, así se fundirán y mezclarán los colores.
Cuando hayas cubierto el molde, introduces la bandeja en el horno a 200ºC durante 30 minutos. Es normal que huela mal (algunos químicos del plástico se evaporan). Mejor hacerlo en verano, y así puedes abrir todas las ventanas y airear la casa. Por supuesto, intentad estar lejos del horno mientras se funde el plástico, para evitar respirar el humo.
Cuando haya pasado la media hora, sacamos el molde del horno y lo dejamos enfriar al menos un par de horas. Cuando haya pasado este tiempo, podrás comprobar cómo las cuentas han formado una única pieza rígida, con una preciosa mezcla de colores.
Puedes hacerle un agujero con el taladro (por supuesto, un adulto) e introducir el hilo por la pieza. Si unes unas cuantas, conseguirás un colgante precioso, ideal para decorar tu terraza o balcón.

Puedes hacer varias pequeñas o una grande, ¡a tu gusto!

HOY: CIRCUITO PARA CANICAS




Objetivo: Desarrollo de la creatividad, fomento de la autoestima y el autoconocimiento, desarrollo de habilidades manuales.

Construir sus propios juguetes es la mejor manera de desarrollar la creatividad de un niño. Además aprenden nuevas habilidades que hasta ahora desconocían. ¿Quién podría pensar que hacerse un circuito para canicas fuera tan fácil? Al terminar el trabajo, estarán muy orgullosos de lo que han realizado, y querrán mostrarlo a todo el mundo.

Materiales:
Palitos de madera
Pistola de silicona
Soporte para el circuito (por ejemplo, una caja de cartón)
Canicas
Recipiente para canicas (vaso, cubeta, etc.)

PROCESO:
Elegimos los colores para hacer las pistas de las canicas.

Ponemos la pistola de silicona a calentar (ojo con los niños, imprescindible avisar que quema)
Construimos con los palitos los canales por los que correrán las canicas. Simplemente, hay que unirlos en forma de U.

Yo dejé que mis hijas probaran a pegar con la pistola ellas mismas, bajo mi supervisión continua. Al final les resultó complicado y terminé haciéndolo yo.

Entiendo que a alguien le pueda dar reparo que los niños utilicen ciertas herramientas. Yo pienso que tenemos que ir enseñándoles poco a poco.

Cuando tengamos todas las pistas hechas, comenzamos a construir el circuito. Ojo al pegarlas, porque la canica debe correr sin tropezarse.

Sólo nos queda colgarlo de algún lugar, y ¡a jugar!

Os dejo un mini-video del resultado final. No es demasiado espectacular, pero nos hemos divertido mucho haciéndolo :-)

HOY: ARCILLA

Hoy hemos cambiado de material, y hemos realizado un portafotos de arcilla.
Objetivo: Trabajar y dar forma a la arcilla; desarrollar la creatividad. 
El trabajo con arcilla no siempre es sencillo, ya que cuesta darle forma para conseguir lo que deseamos. Por eso es un buen pasatiempo para niños con mucho genio y carácter. Les ayuda a dominarse, y a volcar su energía en la tarea que están realizando. Darles tareas complicadas es a veces positivo, ya que a la vez que la creatividad, se trabaja también la frustración, la perseverancia, …
Materiales:
Arcilla o pasta de modelar
Palos de madera para modelar (valen los de plastilina, si los tienes)
Pintura
Alambre, alicates y pinzas para doblar alambre

PROCESO:

Se forma con la arcilla la forma que se desee, a libre elección del niño. Nosotras hemos hecho una mariquita.

Para cortar y doblar el alambre, utilizaremos las herramientas. Una vez doblado, se inserta en la arcilla, se deja secar

Si has utilizado arcilla, puedes meterla en el horno para endurecerla. Si por el contrario has usado pasta de modelar, se secará al aire. ¡Consulta las instrucciones!
Cuando se haya secado (debes esperar en tiempo necesario) puedes comenzar a  pintarlo.

El resultado queda ¡así de bien!

SAL Y ACUARELA LÍQUIDA

Hoy hemos experimentado con sal y acuarela líquida.
Objetivo:Descubrir y mezclar colores, experimentar con diferentes texturas.

Materiales:
Cola
Pinceles
Sal
Acuarelas líquidas
Cuentagotas

PROCESO:
PRIMERO: Pintar la figura deseada con cola, con ayuda del pincel.
SEGUNDO: Espolvorear la sal por encima de la cola, de manera que quede sal de sobra. No te preocupes por el exceso de sal, una vez se seca la cola lo que no se quede pegado se caerá.

TERCERO: Con ayuda del cuentagotas, esparce un poco del color que desees por encima de la sal. La pintura buscará un camino y el resultado es espectacular.
De este modo, los niños pueden experimentar cómo se crean los colores. Mezclando rojo y amarillo saldrá naranja, azul y amarillo será verde, etc.
Decora el resto a tu gusto, ¡mira qué preciosidad!

Recuerda que cuando esté seco puedes eliminar el resto de sal pasando un cepillo por encima. (Puedes usar un cepillo de dientes viejo).
¡Espero que os guste!

ESCUELA DE VERANO

Este verano….
Vamos a hacer escuela de verano en casa.
Inspirada por la página THE ARTFUL PARENT, de la que ya os he hablado alguna vez, voy a compartir con vosotros las actividades que día a día vamos haciendo las niñas y yo.

Originalmente la página de Jean Van’t Hul está orientada a niños de edad preescolar. Yo las realizo con niñas más mayores y el resultado es igual de motivador. Ellas se involucran, aprenden y se sorprenden como los más pequeños aplicando las nuevas técnicas que vamos aprendiendo.

Aunque la mayoría de los materiales son conocidos por nosotras, Jean aplica técnicas diferentes y variadas, que merece la pena investigar. Además de obtener un resultado espectacular, la creatividad y la imaginación fluyen mientras estamos “en la tarea”.

Hoy hemos trabajado con
CERAS DERRETIDAS.
¿Quién no tiene en casa ceras para pintar?

Hemos utilizado esta técnica para pintar piedras (aunque se podría utilizar sobre otros elementos, como por ejemplo conchas de playa). Aquí te dejo la secuencia de todo el proceso:
PRIMERO: Calentar las piedras al horno a 180ºC durante 10 minutos. Cuidado, ¡queman!
Ayúdate de unas pinzas.

SEGUNDO: Las dejamos en una superficie que no se funda ni se estropee (cartón, piedra, …). Puedes poner una capa de papel de aluminio por encima de la superficie para protegerla de manchas de cera cuando funda.
TERCERO: Elige tu color, y ¡empezamos a pintar! Verás qué rápido funde y cubre la superficie.

Puedes mezclar los colores, y conseguir un resultado así. ¿Te gusta?

El resultado de las actividades, como todo en arte, depende de la mano que las ejecute. Nosotras os dejamos los nuestros  ¡y esperamos que nos comentéis el vuestro!